domingo, 2 de enero de 2011

Abuela


Ella es quién se banca mis gritos, mis malas contestaciones, mis llantos, mis logros y también mi felicidad. Ella es quién vuelve mi solitaria y triste vida, en un mundo completamente nuevo. Uno, en donde los colores y las soluciones son visibles para una mente bastante incrédula como la mía.


Te agradezco por mi carrera, por mis caprichos, por dejarme ser una persona tan libre e independiente.

Te agradezco por todos los años que estuviste al lado mío, te agradezco por cuidarme cada vez que me duele la panza, por abrazarme aunque no me guste. Te agradezco mucho, por quererme tanto.
¿Qué haría sin vos, abuelita mía?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada